PATRICIA REPULLÉS DE L'HOTELLERIE-FALLOIS

El Arte de Exodeus

Libro

 

Autoría, diseño, maquetación, encuadernación y edición del libro. Artista participante.

Autor: Patricia Repullés De L’Hotellerie-Fallois.

Ilustración portada: Carlos Ortiz.

Primera edición Octubre de 2018.

Escrito, Editado, maquetado y encuadernado por: Patricia Repullés.

Ilustraciones y renders: Departamento de ARTE del estudio NIRIC.

Artistas: Jose Andrés López, Fernando Javier González, Juan Manuel Osuna, Alfredo Ramos, Samantha Guerrero, Carlos Ortiz y Patricia Repullés.

No reproducible sin consentimiento de los artistas.

»El Arte de Exodeus» recoge el proceso de trabajo del departamento de arte del estudio Niric en la edición del videojuego Exodeus.

En el libro podrás encontrar diferentes etápas de trabajo: Bocetos, Concept Art, modelado y texturizado y aspecto final.

 

Sobre el Arte de Exodeus

Exodeus es una aventura de fantasía espacial y ciencia ficción. El diseño principal del juego se ha basado en videojuegos como el Dead Space o el Alien Insolation y en películas como Alien o Moon.

Sin embargo, el equipo artístico decidimos apostar por un diseño estético diferente, alejándonos lo máximo posible de la apariencia genérica de los videojuegos de este sector para llegar a generar un arte visual diferente e interesante. Tras muchas vueltas trabajando con herramientas como el moodboard, llegamos a una combinación muy interesante entre dos fuentes de inspiración fundamentales: La arquitectura gótica y la obra de Tsutomu Nihei, BLAME!

La atmósfera final pretende sobrecoger al espectador creando una fina barrera entre sensaciones de impotencia y fascinación ante una arquitectura monumental futurística, que, combinada con la realidad virtual, justifique el uso de la misma, le saque mayor potencial, y genere una experiencia única.

Más adelante se implementó la mecánica de La Realidad Digital, la cual hizo necesaria retomar el diseño estético para añadir nuevos entornos y atmósferas. Frente a los anteriores espacios físicos de la base lunar, surgen nuevos espacios oníricos más orgánicos para representar un universo de código infinito. El color toma protagonismo en esta nueva vía artística y predomina la importancia de la atmósfera genérica por encima de la complejidad de los elementos de la misma.